Los presupuestos madrileños superarán los 19.000 millones de euros en 2018

Las cuentas públicas regionales crecen un 4,28% respecto a este año.

COMPARTIR

Ya se han presentado los grandes números del próximo presupuesto regional que ascenderá a 19.331 millones de euros, con un aumento del 4,28% respecto al año 2017. El Proyecto de Presupuestos regionales para 2018 aumentan en 793 millones y tienen como objetivo principal la creación de empleo y el gasto social. Para la presidenta Cristina Cifuentes “debemos diseñar cada una de nuestras políticas de manera que se consiga que la recuperación de la economía madrileña y el crecimiento económico que estamos viviendo llegue a todos los ciudadanos, mejorando el bienestar social”.

El proyecto de cuentas públicas será remitido hoy mismo a la Asamblea de Madrid para su posterior tramitación. La presidenta ha señalado que se trata de un “presupuesto social, y para ello hemos destinado a las políticas sociales 9 de cada 10 euros, el 86 % del gasto previsto para 2018”.

Sólo el presupuesto de Sanidad, Educación y Políticas Sociales y Familia representa 3 de cada 4 euros del presupuesto global, poniendo de relieve que el objetivo del Gobierno regional es que estos presupuestos permitan dar solución a los problemas que tienen los madrileños así como dar cumplimiento a los compromisos del programa electoral y del acuerdo de Gobierno.

Asimismo, Cifuentes ha hecho hincapié en el carácter “inversor” de las cuentas regionales para el próximo año, que crece un 16 % hasta los 1.274 millones.

CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA MADRILEÑA Y CREACIÓN DE EMPLEO

Estas cuentas públicas están confeccionadas con un escenario de crecimiento por encima del 3%, que está en línea con la de otros organismos externos.

Según el informe económico financiero del Presupuesto, se estima que se crearán hasta 75.000 nuevos empleos, lo que dejará la tasa de paro en la región en torno al 10,7%.

En este contexto, se han presupuestado unos ingresos no financieros que ascienden a 18.396 millones, lo que supone un crecimiento del 6,8% y que permitirán cumplir con el objetivo de déficit fijado para la Comunidad de Madrid en el 0,4% del PIB para todo el año 2018.

Los presupuestos de 2018 contemplan una aportación al Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales de 4.356 millones de euros, un 19 % más que en 2017. Este mecanismo es el encargado de asegurar que cada región reciba los mismos recursos por habitante ajustado para financiar los servicios públicos esenciales del Estado del Bienestar. La Comunidad de Madrid es, un año más, la región más solidaria por su aportación a este mecanismo.

SE INCREMENTAN LAS DEDUCCIONES FISCALES A FAMILIAS Y JÓVENES

El presupuesto de ingresos de 2018 pretende fomentar una política fiscal incentivadora, capaz de atraer inversión, y que facilite el que los ciudadanos puedan disponer de más recursos y de la prestación de unos servicios públicos de calidad.

“Queremos mantener los impuestos, lo más bajos que sea posible, sin menoscabar ni un ápice el gasto en políticas sociales y en el mantenimiento de nuestros servicios públicos”, ha destacado la presidenta.

Por ello, para la Campaña de la Renta de 2018 la Comunidad de Madrid va a incrementar la deducción por nacimiento o adopción de tal manera que las familias madrileñas se podrán beneficiar de una deducción de 600 euros anuales durante 3 años por cada hijo nacido a partir del 1 de enero de 2018, incrementándose de esta manera la deducción vigente que permitía dicha deducción en un único año.

LAS POLÍTICAS DE EMPLEO COMO PRIORIDAD

El apoyo a la generación de empleo es un objetivo prioritario para el Gobierno regional y, por ello, se amplía el presupuesto un 7,8 % hasta los 478 millones de euros, lo que permitirá destinar 34,5 millones más a dar continuidad a las medidas recogidas en la Estrategia Madrid por el Empleo.

Para ello, va a potenciar la formación para el empleo con un incremento del 15% hasta casi los 121 millones y se reforzará la colaboración con las entidades locales para el desarrollo de programas mixtos de formación y empleo destinados a parados de larga duración y perceptores de Renta Mínima de Inserción, con un presupuesto de 83,5 millones, un 12,1 % más que en 2017.

Asimismo, se va a dedicar 23,3 millones de euros a incentivar la contratación. También se va a continuar apoyando a los autónomos y a las empresas y entidades de la Economía Social, aumentando un 17 % el presupuesto hasta alcanzar los 83,7 millones de euros.

Dejar una respuesta

1 + siete =