La Gran Vía vuelve a abrir a los peatones por Navidad

Sólo habrá dos carriles para el tráfico y el transporte público, lo que dejará para los viandantes 5.400 metros cuadrados más.

COMPARTIR

Esta Navidad la Gran Vía se vuelve a abrir a los peatones, que contarán con 5.400 metros cuadrados más de espacio para pasear. Este será el inicio de la transformación del distrito Centro, el corazón de la ciudad, en un lugar más vivo y acogedor, que se convertirá en área de prioridad residencial en junio y cuyo eje vertebrador, la Gran Vía, será remodelado el próximo año ampliando aceras.

Ante la importante afluencia de peatones y vehículos al centro durante el periodo navideño, el Ayuntamiento quiere garantizar la seguridad vial de los peatones, y la circulación prioritaria de los vehículos de emergencia, de los servicios públicos y residentes, así como hacer más agradable la visita al centro de la ciudad para residentes y visitantes. Por este motivo, el Área de Medio Ambiente y Movilidad, en coordinación con el Área de Salud, Seguridad y Emergencias, ha diseñado, como el año anterior, un dispositivo especial de movilidad y seguridad para el periodo comprendido entre el 1 de diciembre y el 7 de enero, ambos inclusive, que da más espacio al peatón y refuerza el transporte colectivo. La recomendación del Ayuntamiento de Madrid es utilizar el transporte público, especialmente en estas fechas.

Los peatones ganarán a la actual calzada un carril de circulación por sentido de los tres actuales. Los carriles restantes estarán limitados a 30 kilómetros por hora, y serán un carril bus-taxi-moto y un ciclocarril compartido entre vehículos a motor y bicis por sentido. Para delimitar los carriles de circulación se instalarán robustas vallas portátiles, que permanecerán desde el día 1 de diciembre.

El dispositivo de Navidad será coordinado por Policía Municipal y contará con un refuerzo especial de agentes de movilidad.

Este dispositivo también incluye limitaciones de acceso, excepto para residentes y vehículos autorizados, en la Gran Vía, la puerta del Sol y las calles Mayor y Atocha en las fechas de mayor afluencia a esta zona con una importante oferta cultural, comercial y de ocio.

El calendario coincide con los fines de semana, el puente de diciembre y el periodo de vacaciones escolares de Navidad. Las restricciones al tráfico en cada periodo de aplicación de las medidas comenzarán a las 17 horas el primer día y finalizarán a las 22 horas del último día.

Las principales excepciones para el calendario de restricciones de acceso son los residentes, los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) y otros con origen, destino o parada en la zona; las personas con movilidad reducida; los servicios públicos o de emergencias y los suministros a farmacias;  las motos; las bicicletas; los taxis; los vehículos VTC con servicio contratado en la zona; los automóviles CERO; el reparto postal; los vehículos de reparaciones en la zona de agua, gas, electricidad, etcétera; o los que accedan a aparcamientos públicos de rotación y hoteles

El Ayuntamiento recomienda la utilización del transporte público para ir al centro de la ciudad, por lo que reforzarán las 32 líneas con 40 buses, un 25% más que el año pasado, y en la red nocturna habrá preparados refuerzos a aplicar si son necesarios.

El refuerzo del transporte público se realizará en coordinación con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid e incluirá a otros operadores. Metro ampliará su oferta en las líneas centrales (1,2,3,4 y 5), así como la línea 10, especialmente los fines de fines de semana; y Cercanías reforzará las líneas que pasan por Sol con trenes de doble composición.

Dejar una respuesta

18 − tres =