Santos suspende el diálogo de paz con el ELN tras un ataque guerrillero

COMPARTIR

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha anunciado la suspensión del diálogo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que debía reanudarse este miércoles en Quito, debido al ataque que la guerrilla ha llevado a cabo contra un oleoducto, un día después de que expirara la tregua bilateral.

A medianoche del 9 de enero (hora local) se extinguió el alto el fuego que entró en vigor el 1 de octubre y que constituía el mayor logro hasta la fecha del diálogo de paz que comenzaron el año pasado en la capital ecuatoriana para completar la paz firmada en 2016 entre el Gobierno y las FARC.

Las partes expresaron su disposición a renovar el cese de hostilidades días antes de que expirara. El Gobierno confiaba en que se prorrogara automáticamente pero el ELN insistió en la necesidad de que para pactar otra tregua bilateral debían renegociarse las condiciones.

“El Gobierno estuvo siempre dispuesto a prorrogar el cese al fuego con esa organización y negociar uno nuevo (…) Pero inexplicablemente el ELN no solo se negó, sino que reanudó sus ataques terroristas esta madrugada, justo el día en que se debía iniciar el nuevo ciclo de negociaciones”, ha criticado Santos.

La segunda guerrilla de Colombia ha retomado sus atentados contra uno de sus objetivos habituales: el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Una bomba ha explotado a la altura de la vereda Volcán Blanco, ha contado el coronel Javier Giraldo a Caracol Radio. Ecopetrol ha activado un plan de contingencia para evitar un vertido de crudo.

Santos ha deplorado “la decisión del ELN de reanudar sus ataques terroristas contra la población civil, las Fuerzas Armadas y la infraestructura”. “Estas acciones no son sólo un atentado al oleoducto, son una afrenta directa a las comunidades”, ha añadido el equipo negociador del Gobierno en un comunicado.

Así las cosas, Santos ha ordenado al jefe de la delegación gubernamental en Quito, Gustavo Bell, “para que regrese de inmediato para evaluar el futuro del proceso de paz”. Además, ha ordenado a las Fuerzas Armadas “actuar con contundencia para responder a esta agresión y proteger la vida y honra de los colombianos”. “Mi compromiso con la paz ha sido y será indeclinable, pero a la paz se llega con voluntad y hechos concretos, no solo con palabras”, ha enfatizado.

Bell y su equipo han respondido que “acudirán al llamado del presidente a consultas para definir la posición del Estado colombiano frente a este momento”. “Analizamos lo ocurrido y sus implicaciones para el futuro de la mesa de diálogo. Buscaremos privilegiar el bienestar de los colombianos y precisar el mejor camino para avanzar en la dirección correcta hacia la paz”, ha apuntado.

Las conversaciones debían haberse reanudado el martes pero el inicio se aplazó al miércoles. Se esperaba que la incorporación de Bell a las negociaciones imprimiera un nuevo ritmo, después de un año marcado por los desacuerdos públicos en la mesa.

“Queremos mantener el cese bilateral”

Por su parte, el jefe negociador del ELN, ‘Pablo Beltrán’, ha reiterado en una entrevista concedida a Blu Radio tras la alocución de Santos que el grupo armado quiere pactar una nueva tregua.

“Para nosotros es muy importante que las conversaciones se den en medio de un cese bilateral”, ha dicho y ha revelado que sus instrucciones son “evaluar y proyectar” otro alto el fuego.

Interrogado sobre el atentado de este miércoles, ha explicado que el ELN está en “una situación de orden defensivo” porque el Gobierno a ha anunciado “que se van a retomar las ofensivas y nosotros le damos credibilidad a esas afirmaciones y alertamos a todos” los guerrilleros.

Condena de la ONU

La Misión de la ONU en Colombia, que forma parte del proceso de paz, ha lamentado desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde este miércoles rendía cuentas, la paralización del diálogo entre el Gobierno y el ELN.

“Pedimos a las partes que renueven el alto al fuego”, ha dicho el representante de Países Bajos, destacando que con el primero “mejoró en gran medida la situación humanitaria de las zonas afectadas por el conflicto armado”.

“Esperamos que las partes interesadas en Colombia muestren la voluntad política necesaria”, ha apostillado el emisario ruso, según recoge el diario local ‘El Espectador’.

El jefe de la Misión, Jean Arnault, ha recordado a Gobierno y ELN que “el clamor por continuar la suspensión de actividades militares ha sido unánime, intentando corregir algunas imperfecciones del cese del fuego”. “Organizaciones sociales, miembros de la academia y líderes políticos pedían que continuara”, ha incidido.

Precisamente este miércoles, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha anunciado que hará una visita oficial a Colombia entre el 13 y el 14 de enero para evidenciar el apoyo de la ONU al acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

Durante su estancia en Colombia, el primer país latinoamericano que visita como jefe de la ONU, Guterres se reunirá con Santos y su equipo de gobierno tanto en Bogotá como en un espacio territorial de capacitación y reincorporación para ex guerrilleros, ha avanzado la Cancillería colombiana.

Ep

Dejar una respuesta

diecinueve − dieciseis =