Las regiones gestionarán las ayudas de 426 euros a parados

COMPARTIR

Cambiar para que nada cambie. El Tribunal Constitucional anuló ayer el Real Decreto que establece que el Estado es la administración que debe gestionar la ayuda de 426 euros que perciben los parados de larga duración recogida en el Programa de Activación por Desempleo (PAE). Según el alto tribunal, deben ser las comunidades, competentes en materia de empleo, las encargadas de controlar esta contribución. En la práctica, la decisión no afecta a los beneficiarios del plan, que seguirán cobrando las ayudas igual que lo vienen haciendo ahora, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el antiguo Inem.

La sentencia del Constitucional da la razón a un recurso presentado por el Gobierno vasco. El tribunal considera que el subsidio encaja en el concepto de legislación laboral y su naturaleza es la de subvención de fomento del empleo y de inserción laboral, algo que es competencia vasca. «En contra de lo afirmado por el abogado del Estado, nos encontramos ante unas medidas que intentan incentivar la contratación de desempleados de larga duración en condiciones especialmente vulnerables, a través de acciones de políticas activas de empleo que faciliten su retorno al mercado laboral», asegura. El TC recuerda que el Estado debe desarrollar la legislación básica en la materia, pero «no puede ignorar que la competencia para la ejecución de las normas dictadas en virtud de la competencia estatal sobre las bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica corresponde, en principio, a las comunidades autónomas».

El PAE nació en 2014 fruto de un acuerdo entre el Gobierno y los agentes sociales. Una de sus cláusulas establece su prórroga automática anual si el paro no baja del 18%. No obstante, el año pasado, cuando el desempleo bajó de este nivel, el Congreso decidió ampliarlo un ejercicio más y extenderlo a más beneficiarios, en torno a unas 210.000 personas más. La subvención finaliza en abril. Dado el poco tiempo que resta hasta entonces, fuentes gubernamentales dan por hecho que seguirá siendo el SEPE el que la gestione y la pague. A partir de mayo, la intención del Gobierno es disponer de una sola ayuda para desempleados de larga duración que sustituya al PAE, el Prepara y la renta activa de inserción (RAI). El Ministerio de Empleo lleva meses trabajando con los sindicatos, la patronal y las comunidades autónomas en la mesa del plan de choque para el empleo en pos de esta unificación. Su intención es tenerla preparada para el mes de mayo para que una vez decaiga el PAE , sus receptores puedan beneficiarse del nuevo subsidio. De momento, sin embargo, no se ha alcanzado ningún acuerdo. Eso no significa que los parados de larga duración se vayan a quedar a la intemperie. Según explican desde Empleo, lo normal es que si la nueva ayuda no está preparada para cuando venza el PAE, todos aquellos que tengan derecho a su cobro lo hagan con carácter retroactivo.

Dejar una respuesta

14 − 4 =