Ariel y el grupo cárnico Vall Companys trasladan su sede a Sevilla y Madrid

COMPARTIR

La empresa BlueSun, fabricante de productos de marcas como Ariel, ha trasladado su sede social de Mataró (Barcelona) a Alcalá de Guadaíra (Sevilla) para “despejar inquietudes” derivadas de la “inestabilidad política de Cataluña”, según ha explicado el director general de BlueSun, Rafael Peces,quien ha dejado claro que este traslado no será algo “coyuntural ni temporal”.

En declaraciones a Ep, Peces ha explicado que BlueSun, responsable de la fabricación de marcas como Ariel o Ambi Pur, ha solicitado el cambio de domicilio social de la provincia de Barcelona a Sevilla y, de hecho, la dirección de los productos ya pone Alcalá en la dirección. Peces ha precisado que “debido a la inestabilidad política en Cataluña, empezamos a tener ciertas inquietudes entre nuestros clientes y proveedores”, tras lo que ha dejado claro que su principal responsabilidad es “defender a nuestros empleados y nuestros accionistas, por lo que decidimos despejar esa incógnita y aprovechar que teníamos una fábrica en Alcalá para trasladar nuestra sede social a la fábrica alcalareña”.

Tras dejar claro que BlueSun se define como empresa “internacional”, Peces ha precisado que todas las fábricas, las tres que posee, están en España, en concreto dos en Cataluña -Mataró y Sant Adriá del Besós- y una en Andalucía -Alcalá de Guadaíra– y ha apuntado que BlueSun pertenece a un grupo inversor cuya cabeza es la sociedad de capital riesgo española PHI Industrial, que se nutre de fondos de inversores internacionales.

Peces ha explicado que el traslado a Sevilla “ha sido una decisión muy meditada, por lo que no es temporal ni coyuntural, por lo que si se planteara volver a Cataluña, tendrá que volverse a pensar y a meditar mucho; esto no es algo puntual, ni temporal ni es ningún traslado con fecha de caducidad”.

Ha añadido que BlueSun “no ha notado ningún efecto negativo en nuestro negocio por la situación de Cataluña, ya que una parte muy importante de nuestro negocio está fuera de España, y ello no afecta al negocio internacional”. “Ningún cliente nos ha dicho ‘si sois catalanes no os compro’, pero sí había inquietud y preocupación, algo que no ayuda en los negocios, pero para nada ha afectado a las ventas”, ha aseverado.

Peces ha explicado que, en la práctica, el traslado de sede social “no afecta a las plantilla en absoluto”, toda vez que “las instalaciones en Mataró fabrican detergentes y ambientadores y la de Alcalá fabrica lejías, por lo que no se va a producir movimiento de plantillas, y ni las personas ni los departamentos pasarán de un sitio a otro”. En concreto, BlueSun posee 500 trabajadores, de los que 50 trabajan en Alcalá de Guadaíra, fábrica de lejía con 15.000 metros cuadrados -igual que la de Sant Adriá-, mientras que la de Mataró, donde se fabrican detergentes y ambientadores, posee mas de 70.000 metros cuadrados y en ella operan unos 300 trabajadores.

Un gigante cárnico de Lérida, a Madrid

Pero el traslado de BlueSun no ha sido el único. Inversions Fenec SL, el hólding de la familia Vall Esquerda, propietario a su vez del gigante cárnico leridano Vall Companys, que factura unos 1.500 millones de euros, ha trasladado su sede social de Barcelona a Madrid.

Así consta en el Boletín del Registro Mercantil, en el que Inversions Fenec aparece domiciliada en el número 35 de la calle Núñez de Balboa de Madrid, un trámite que se realizó el pasado 3 de enero.

Fundado en 1956, Vall Companys es un grupo agroalimentario con 1.900 granjas asociadas que produce 340.000 toneladas de carne de porcino, 115.000 de carne avícola, 13.000 toneladas de jamón curado y otras tantas toneladas de carne de vacuno, entre otros productos.

Un total de 3.208 empresas catalanas tramitaron el traslado de su sede social fuera de Cataluña desde el 2 de octubre hasta el 29 de diciembre, según los últimos datos del Colegio de Registradores.

Dejar una respuesta

16 + dieciseis =