Los empresarios, contra el decreto de pisos turísticos

COMPARTIR

La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) ha sido al última institución que ha alzado su voz en contra. Se oponen públicamente al borrador del decreto que regula los pisos turísticos de la Comunidad de Madrid porque consideran que no resuelve «el intrusismo y la competencia desleal». Si recientemente se han mostrado en contra de este borrador vecinos y hosteleros afectados, CEIM asegura, por su parte, que en su última reunión el Consejo Empresarial de Turismo mostró, «de manera unánime», su oposición al proyecto de decreto del Gobierno regional que modifica la regulación de apartamentos y viviendas de uso turístico ya que creen que no resuelve los problemas generados por la oferta «descontrolada» de alojamientos turísticos, como son «el intrusismo y la competencia desleal».

Además, los empresarios de Madrid consideran que no garantiza los derechos de los consumidores. En este sentido, el Consejo, que «apoya la libertad de empresa en una economía de mercado y la competencia en igualdad de condiciones», considera «imprescindible» que se aplique una normativa similar cuando se realiza una misma actividad económica. Para ellos, esto sería una vía necesaria para acabar con el «intrusismo» en un sector tan importante como el turístico. Además, entienden que esta propuesta del Gobierno regional no responde al modelo de desarrollo turístico de calidad que se quiere implantar.

No obstante, las cifras son alarmantes. En 2016, la capital disponía de 10.895 viviendas de uso turístico, de las que estaban registradas solo 4.000, el 0,71 por ciento del parque residencial de la ciudad, estimado en 1.530.955 viviendas. Los datos se recogen «El impacto de las viviendas de uso turístico en el mercado del alquiler residencial en Madrid», un estudio realizado por inAtlas por encargo de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur). El análisis concluye que el impacto de los alojamientos de uso turístico sobre el precio del alquiler de viviendas es «prácticamente nulo», a excepción del distrito Centro de Madrid, donde el impacto es «ínfimo», del 1,19 por ciento, según el presidente de Fevitur, Pablo Zubicaray.

En cuatro barrios del distrito Centro de Madrid -Palacio, Sol y, especialmente, Lavapiés-Embajadores y Chueca-Justicia-, el impacto de los pisos turísticos sobre el precio del alquiler es de 11,9 euros sobre una renta de 1.000 euros, precisó.

El director ejecutivo de inAtlas, Luis Falcón, señaló que desde 2015 se ha producido un cambio de tendencia al alza en el precio del alquiler, en el considera que los pisos turísticos no tienen «prácticamente ninguna influencia».

Dejar una respuesta

diez + catorce =