El «plan B» también falla

COMPARTIR

¿De quién es la culpa? ¿De Zidane? ¿De los jugadores? La realidad es que el «plan B» o la «segunda unidad» del Real Madrid no ha dado el paso definitivo como se ha comprobado en las eliminatorias coperas ante el Fuenlabrada y el Numancia. La imagen del equipo ha sido mala, aunque el objetivo de la clasificación se haya cumplido y preocupa en el club, que a medida que avance la temporada, el técnico no pueda echar mano de los no habituales por falta de confianza. Zidane mantiene su discurso de que «haremos cosas buenas de aquí al final» y explica que necesitan tres triunfos seguidos para volver a recobrar la seguridad que han perdido. En este caso, se incluye, por supuesto, al «equipo A», que es el que ha dejado que el Barcelona se vaya a 16 puntos y que tiene al equipo en cuarta posición en una Liga que se antoja imposible.

Theo y Llorente

Cualquier parecido con los jugadores del año pasado del Alavés es pura coincidencia. Zidane les ha dado pocos minutos y cada vez que juegan lo hacen muy presionados, acelerados. Theo no controla su velocidad, no mide bien, se va mucho al ataque y se olvida de defender. Y Llorente no se acopla al mediocentro. Sus ganas le llevan a colocarse mal, a no entender el juego y a estorbarse con sus compañeros. Tampoco, Achraf, al que la lesión de Carvajal le dio minutos, ha respondido. Un centro bien y doscientos al limbo. Necesita paciencia y traquilidad cuando ocupa la banda. Vallejo no ha jugado apenas. Tiene condiciones, pero hay que dar tiempo a su progresión. Debían mirarse en el espejo de Nacho, cada día más asentado y el que mas minutos juega de la plantilla.

Asensio y Ceballos

El mallorquín acabó la temporada pasada a un gran nivel. Y comenzó muy bien en la Supercopa (2 goles al Barça). Cuando Zidane le ha necesitado ha respondido, aunque últimamente se juego ha decaído. Quizá porque ha visto que sus méritos no han sido recompensados. Lleva cuatro goles y está llamando a una puerta que Bale y Cristiano le cierran porque el técnico siempre le utiliza como teórico extremo izquierda.

Ceballos está en el primer curso y se lo toma con tranquilidad. Juega poco, marcó dos goles en Vitoria y varios equipos han pedido su cesión, pero Zidane le quiere a su lado. Es un valor de futuro, así lo consideran en el club y está en fase de aprendizaje.

Lucas cumple siempre

El gallego fue el más destacado ante el Numancia por su juego y por sus goles. Cuando es titular –tanto en Liga como en Copa– responde a la confianza de Zidane. Es el recambio natural de Bale en la banda derecha, pero puede jugar en otras posiciones.

A nivel individual todos son excelentes futbolistas, pero en el plano colectivo el equipo «B» no ha rendido. Un problema para Zidane que el año pasado contaba con Pepe, James y Morata –jugadores con más peso– y que ahora duda y tarda más en dar minutos a los jóvenes porque la respuesta de éstos, quizá, no ha sido tan espectacular como lo fue la pasada campaña. Lo que ocurre es que ahora fallan el «A» y el «B».

Dejar una respuesta

18 − 3 =