Podemos se aleja del soberanismo para recuperar su identidad

COMPARTIR

Mañana Podemos dará a conocer su nueva hoja de ruta de cara a este año con el objetivo de recuperar el impulso perdido tras el fiasco electoral que su marca sufrió en Cataluña el pasado 21-D. A pesar de ello en el partido siguen confiando en que la única solución para el conflicto territorial es la de celebrar un referéndum pactado y con garantías democráticas.

Será esta la primera vez que el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, reaparezca tras su más que criticado silencio desde que su formación perdiera tres asientos en el Parlament. Una ausencia que ha sido justificada hasta el extremo por su núcleo de confianza, el que aseguraba que Podemos es un «equipo coral» y que su líder se encontraba trabajando en el informe que presentará hoy ante el Consejo Ciudadano Estatal en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Desde este lugar revelará la clave a los más de 80 miembros del órgano para volver a marcar la agenda política, social y mediática, en detrimento del conflicto catalán, asunto que ha abocado al partido a una nueva confrontación –incluso con IU– con voces públicas que advertían de que debían centrarse en un proyecto político para España.

La formación pretende retomar el control de sus bases y votantes que desde las elecciones de 2016 ha perdido ya 1.500.000 votantes, según los datos de NC Report, y acabar así con las voces que ven peligrar –tras la deriva independentista– el poder territorial que este partido ha adquirido en estos casi cuatro años. Estos motivos llevarán al partido a abanderar de nuevo las cuestiones sociales, la esencia con la que Podemos nació. Unos asuntos que han quedado hasta ahora en segundo plano a causa del desafío independentista. Para recuperar los problemas diarios que preocupan a los españoles, señalan fuentes de Podemos, se tratará de que el protagonismo vuelva a centrarse «en la gente y sus problemas».

Iglesias hará un balance sobre la crisis soberanista y el escenario político y animará, a los miembros del CCE –a recuperar la política social de Podemos con la mirada puesta en las elecciones autonómicas y municipales, donde deberá debatir con IU como presentarse, tras el crítico informe que esta formación presentó el jueves. Además, Podemos centrará de nuevo sus esfuerzos en presentarse como única alternativa ante Mariano Rajoy de cara a las elecciones generales de 2020, para lo que cuenta con su «gobierno en la sombra» formado por su equipo de confianza, que se prepara para gobernar.

Otro de los asuntos que marcará este año la política de Podemos, y de todos los partidos, son las elecciones autonómicas y municipales de 2019, y que esta formación deberá afrontar con total celeridad tras las exigencias de su socio en la coalición Unidos Podemos, Izquierda Unida, de revisar las alianzas electorales, no sólo en Madrid sino a nivel estatal, para tratar de poner el foco en los errores y aciertos que hasta ahora se han cometido en la alianza electoral. Además, el objetivo del partido de Alberto Garzón es el de ganar «más peso» y más «visibilidad» en la coalición, algo que desde Podemos no comparten. «Entendemos la diversidad como un valor, por tanto la respuesta ha sido y es siempre la misma. La visibilidad de los diferentes actores del espacio del cambio es una fuente de riqueza y un pilar del trabajo que realizamos cada día. Cualquier desajuste o diferencia de criterio, tenemos muchos espacios cotidianos a nivel estatal, autonómico y municipal para hablarlos y gestionarlos», dijo Irene Montero el jueves en el Congreso de los Diputados.

Este nuevo enfrentamiento entre los dos partidos deberá zanjarse en un plazo de tres meses según el ultimátum de IU. Este nuevo escollo en la relación entre ambos partidos, radica, en líneas generales, en los acuerdos para formar alianzas en todos los territorios. Garzón es partidario de unificar todos los pactos de IU con Podemos en todos los territorios, mientras que desde la formación morada no acogen de momento esa idea. Montero ya defendió que los acuerdos se deben cerrar por municipios y comunidades.

Sobre una ruptura del pacto actual, Garzón asegura que «más allá del debate político no vamos a marcar ningún requisito: podemos decir que nuestra intención es llegar a acuerdos marcos», aseguró hoy en una rueda de prensa.

Dejar una respuesta

3 − dos =