Madrid con cuchillo y tenedor

COMPARTIR

Que la capital acoja Madrid Fusión, congreso gastronómico reconocido al que acuden los mejores cocineros del globo que marcan tendencia, es apetitoso, pero que durante unos días ésta se convierta en una fiesta culinaria accesible a todos los bolsillos, sabe mejor. Y es que desde el sábado y hasta el 4 de febrero podremos asistir al Gastrofestival, que celebra su novena edición. A la presentación, que tuvo lugar ayer en Conde Duque, asistieron numerosos cocineros que forman parte del firmamento Michelin. Entre ellos, Óscar Velasco, al frente de Santceloni, Juan Antonio Medina, de A’Barra, y Manuel Domínguez, cocinero de Lúa. No faltaron Mario Sandoval, Paco Roncero, Diego Guerrero, Ricardo Sanz y Dani Ochoa, mientras que Aurelio Morales (Cebo) y Samy Alí (Candela Restò) recibieron una mención especial al haber recibido su primer astro en la pasada edición de la biblia roja. Todos se hicieron una foto con la alcaldesa de Madrid.

Entre las novedades, destaca la sección solidaria con la participación de Equoevento, una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es reducir el desperdicio alimentario. Sus voluntarios recuperan los excedentes de los grandes eventos y los distribuyen por los distintos comedores sociales de Madrid para ayudar así a las personas con menos recursos. Enhorabuena. Por su parte, Juan Pozuelo se encargará de mostrar los entresijos de Mercamadrid, uno de los mayores centros logísticos de distribución de alimentos del mundo, además de a un equipo de jóvenes necesitados de encontrar una vocación que conviertan en profesión. Se trata de una actividad compartida con Chema Isidro, creador de la ONG Gastronomía Solidaria: «La experiencia comienza a las seis de la mañana, hora en que el recinto gastronómico está en funcionamiento y cocinamos los productos que hemos comprado. Conscientes de lo importante que es repartir bien la comida y erradicar el hambre, queremos que participen estudiantes con la idea de que la actividad les sirva tanto para alimentar su ingenio como para evitar que caigan en la exclusión social. Ellos cocinarán conmigo», explica Pozuelo. Pero ahí no queda la cosa, porque más de 30 restaurantes destinarán un euro de cada menú servido a la ONG Acción Contra el Hambre para la lucha contra la desnutrición infantil. También, estos días resultarán perfectos para conocer algunas recetas gitanas, porque el Círculo de Bellas Artes acogerá una muestra de retratos de mujeres gitanas y La pecera servirá algunos platos tradicionales, de los cuales un euro irá dirigido a mantener los programas que apoyan a las mujeres gitanas en materia de empleo, educación y contra la discriminación.

Para hacer planes

Aprovecharemos para conocer las cocinas españolas, gracias a la participación de restaurantes como De la Riva y Atrapallada. También, devoraremos los productos excelsos entre panes en John Barrita y Crumb, además de irnos de viaje con el paladar al degustar platos de allá en las mesas de Don Giovanni, el Inti de Oro o Krachai. Será una oportunidad imbatible para comer en los distintos puestos de los mercados, ya sea en el de Antón Martín, en el de Barceló o en el de la Paz, y de comer por los ojos al ver las exposiciones gastronómicas de los museos y las galerías de arte participantes. Porque la gastronomía, está presente en el arte, además de en la literatura, la música, el cine y la fotografía. Merecen la pena las Cenas a 4 manos y visitar los restaurantes acogidos al Menú cinco estrellas, cuyos precios no superan los 40 euros (www.gastrofestivalmadrid.com).

Dejar una respuesta

18 − 1 =