Música, gastronomía y juegos toman relevo a un Fitur con acento tecnológico

COMPARTIR
LA VIDA EN IFEMA

Las actuaciones musicales, las degustaciones gastronómicas, las tradiciones o los talleres con juegos para los niños toman hoy el relevo en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se abre al público después de tres jornadas profesionales con un marcado acento tecnológico.

20 enero, 2018

EFETUR / JUAN JAVIER RÍOS

Miles de visitantes acuden hoy y mañana a Ifema para buscar información sobre ese destino elegido o para dejarse convencer en algunos de los 816 expositores de países, regiones y empresas presentes y de paso disfrutar de actividades varias, entre las que destaca este año Fitur Festivales.
Y es que la música no sólo genera emociones sino también turismo y por eso la feria no ha dejado pasar la oportunidad de crear esta sección monográfica que permitirá disfrutar en directo de conciertos ofrecidos por”Mägo de Oz, Sherpa o los valencianos Badlands.
La vocalista de esta banda valenciana, May Ibáñez, asegura a Efe que cantar en Fitur es una oportunidad “única” para dar visibilidad a bandas que están trabajando por buscarse un hueco en el panorama musical.
Dentro de Fitur Festivales también habrá lugar para el debate y el encuentro con la celebración de ponencias en las que se analizará el festival internacional “Rock Fest Barcelona“.Las portuguesas Patricia Vidal y Bárbara Tavares, que se declaran amantes de muchos estilos musicales, no han dudado en pasarse por este espacio que les ha “gustado mucho” y ofrece un producto “diferente” hasta ahora no conocido en Fitur.

La música, pero también el colorido, lo ponen un año más FiturGayLGBT con espectáculos de canción española a cargo de Nacha La Macha, Mr. Gay Pride o sesiones de DJs.

La bandera arcoíris, desplegada en el Ayuntamiento madrileño. Foto: EFE/Juan Carlos HidalgoLa bandera arcoíris, desplegada en el Ayuntamiento madrileño. Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

La transformista venezolana Arepita Diablitos lleva 12 años ofreciendo sus espectáculos principalmente en locales de Chueca, pero hoy ha debutado en Fitur con interpretaciones de Alaska; con este evento, pretende llegar a un segmento de población más amplio.
La feria también es sabor ya que la gastronomía está presente casi en cada rincón de los 65.500 metros cuadrados de exposición donde este año cobra especial protagonismo el expositor de Brasil, cuya ciudad São Paulo es Capital Iberoamericana Gastronómica.
Muy vistoso ha quedado el expositor de la cadena de restauración Museo del Jamón que por primera vez, en sus 40 años, se instala en Fitur para dar a conocer la marca fuera de España y Europa y, de paso, enseñar al turista a diferenciar los diferentes tipos de jamón con catas diarias, según expone el director de Marketing de la empresa, Luis Alfonso Muñoz.

Quedadas de viajeros

Los más viajeros vuelven a verse las caras en la feria: entre hoy y mañana 1.500 personas compartirán espacio para contarse sus aventuras y alentar los sueños de los allí presentes.
Entre ellos se encuentra Diego Chesa, que lleva ocho años viajando sólo; es algo que le encanta porque permita planear los itinerarios completamente a su gusto y ahora tiene previsto ir en marzo al archipiélago noruego de Svalbard para contemplar auroras boreales y osos polares. Muy cerca de ese encuentro se celebra también el II hackaTrips para fomentar la innovación a través del desarrollo de aplicaciones; para ello se han creado grupos de trabajo de cinco personas que trabajarán hoy y mañana para presentar la idea más innovadora.
Pero las oportunidades en Fitur son infinitas para todo tipo de perfiles: amantes a la naturaleza, al deporte, a la aventura o preocupados por su salud, un área esta última que también cuenta con espacio propio dado el enorme negocio que genera España como destino sanitario por su reconocido prestigio a nivel mundial y donde se ofrecen masajes gratis a los visitantes.
Fitur 2018 apura así sus dos últimos días de una edición muy tecnológica en la que se ha conocido, por ejemplo, que habrá cápsulas presurizadas para subir a 36 kilómetros de altitud y ver la curvatura de la Tierra o la oscuridad del espacio y que los hoteles tendrán espejos de reconocimiento facial para facilitar la entrada a los huéspedes. El futuro que ya es presente.


Dejar una respuesta

dos × 2 =