Los 80 vuelven a la noche madrileña, llega la “Removida”

COMPARTIR
NOCHE MADRID

Tras unos años “muy tristes” con poco movimiento debido a la crisis económica, la noche madrileña ha vuelto a ser el referente europeo que fue en la década de 1980, esta vez con la apertura de nuevos locales que combinan gastronomía, copas y música, fórmula de éxito de la Removida.

21 enero, 2018

Sol Carreras/EFE

Así lo constata en declaraciones a Efe el vicepresidente de Noche Madrid, Dionisio Lara, la asociación que engloba a los empresarios de ocio nocturno de la Comunidad de Madrid.

“Hay un rejuvenecimiento de una gran noche, podemos llamarla de broma la Removida madrileña“, dice.
Y es que, a diferencia de lo que ocurrió en la década de 1980 durante la “explosión” de la “Movida madrileña”, la nueva noche madrileña es “más cauta”, “más organizada” y tiene “una mayor autorregulación que permite la convivencia con el descanso vecinal”.

“En aquella época se cometieron algunos errores, pero los empresarios de la noche han aprendido”, asegura Lara.

Nuevos hábitos de consumo

El vicepresidente de Noche Madrid considera que la crisis económica “ha modificado los hábitos de consumo” y los establecimientos han incorporado estos cambios al fusionar la música y el espectáculo con copas cada vez “más elaboradas” y servicio de restauración.

“La noche ha entendido que su oferta tenía que ser más rica, potente, variada y de más nivel”, dice.

La edad del público que sale por Madrid en la actualidad es más extensa al alcanzar los 50 años, por lo que es posible encontrar “una mezcla de edades muy interesante en el mismo local”.

Por otro lado, los horarios se han adelantado y ya no es necesario esperar a que llegue la madrugada para encontrar ambiente.

“Hay una tarde muy divertida en Madrid los fines de semana, incluso en la comida se empieza a notar”, sostiene Lara.

Según datos facilitados por la asociación Noche Madrid, durante la crisis económica el sector sufrió un retroceso de un 25 % tanto en facturación como en volumen de clientes.

Este año, tras la recuperación que comenzó en 2016, confían en llegar a las cifras anteriores a 2007, cuando la noche madrileña tenía un volumen de negocio aproximado de 4.000 millones de euros y atraía a unas 700.000 personas cada fin de semana.

Discoteca Joy Eslava, Madrid. Foto: EFETUR/Cedida por Noche Madrid

Discoteca Joy Eslava, Madrid. Foto: EFETUR/Cedida por Noche Madrid

Los turistas son una pieza clave en esta mejoría, según la asociación, ya que su gasto en ocio nocturno ha pasado en la última década del 20 % al 32 %.

Por ello, el Festival del Turismo de Madrid (Festitur) celebra esta semana su cuarta edición coincidiendo con la Feria Internacional de Turismo (Fitur) con el objetivo de impulsar el liderazgo de la ciudad como “capital de la vida nocturna europea”.

Otro de los aspectos que para los expertos del sector es síntoma de esta recuperación es la apertura y reapertura de más de una decena de locales “emblemáticos” en los últimos tres años, entre ellos Florida Park, en el Retiro, que inauguró su nuevo espacio en 2016.

Epicentro de la diversión nocturna durante las décadas de 1970 y 1980, ahora la mítica sala de fiestas ha ampliado el negocio al contar con un restaurante a la carta, un bar de tapas, una terraza y una zona de mercado con varios puestos temáticos.

“Es un concepto de servicios de 360 grados“, cuenta su director, Javier Feo, que certifica la existencia de una nueva noche madrileña con un toque “más gastronómico”.

Una opinión que comparte el director del Grupo Costa Este, Sergio Dot, que gestiona las salas Opium y Bling bling, que lamenta que durante los últimos años “no se había modernizado ni los establecimientos ni la forma de atender al cliente”.

“Cada día el cliente es más exigente y eso hace que haya que dar mejor servicio”, declara.

Entre los nuevos locales de moda destaca Liberty, que lleva más de un año funcionando en el lugar que ocupaba la sala Keeper con una sala de restaurante que a partir de la medianoche se transforma en discoteca.

“La oferta que tenemos en Madrid es tan amplia y tan versátil que no hay nadie que nos supere en Europa”, afirma su promotor, Alejandro Zamarro.

La apertura de la discoteca Gunilla Madrid, la inauguración del tablao Essential flamenco y la remodelación del Larios Café son otros ejemplos del protagonismo que vuelve a tener la noche madrileña, cuyos impulsores sólo piden un deseo: más facilidades normativas para favorecer su desarrollo.


Dejar una respuesta

tres + 2 =