La mayor cueva inundada del mundo está en la mítica Tulum, en el Caribe mexicano

COMPARTIR

Catorce años de exploración han sido necesarios para conocer la mayor cueva inundada del mundo, de 347 kilómetros de longitud, que es, además, el sitio arqueológico sumergido más importante del planeta.

23 enero, 2018

Christyan Estrada/EFE

El histórico descubrimiento se registró al encontrase la conexión de los dos sistemas de cuevas inundadas conocidos como Sac Actun (263 kilómetros de longitud) y Dos Ojos (84 kilómetros) en Tulum, en el Caribe mexicano, concretamente en el estado de Quintana Roo (México).

Robert Schmittner, responsable de exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), es el buzo espeleólogo alemán que estuvo buscando durante 14 años dicha conexión.

Una búsqueda de catorce años de duración

Fue la mañana del martes 9 de enero cuando el explorador se sumergió en la cueva Sac Actun, de 120 metros de profundidad, sin saber que se encontraba a escasos metros de localizar la conexión, que también reveló la existencia del río subterráneo más grande de la Tierra hasta ahora explorado.

El buzo encontró en aquel túnel un “hueco” por el que corría un gran flujo de agua, a tan solo 15 metros por debajo de la superficie.

“Cuando vi ese hueco, quité una línea de un carrete que traía conmigo”, recuerda el explorador, quien dejó que el flujo de agua arrastrara la línea a lo largo de dos metros.

Al día siguiente, el miércoles 10, el buzo ingresó a la cueva Dos Ojos y tras una hora de exploración encontró una grieta donde el extremo de “la línea suelta que había dejado del otro lado estaba bailando”. Ese evento le indicó al explorador que su búsqueda de 14 años había terminado.

“Fue increíble, fue una sensación que no puedo explicar; no lo podía creer, fue un momento de mucha euforia”, comentó Schmittner a Efe.

De acuerdo con las normas de la espeleología, tras la conexión descubierta por Schmittner la cueva más grande absorbe a la más pequeña, por lo que el nombre de esta última desaparece y de esta forma el Sistema San Actun es oficialmente la cueva inundada más grande del mundo.

“Nos permite entender el contexto geológico de la Península (de Yucatán)”, dijo a Efe Guillermo de Anda, director del GAM.

Agregó que el descubrimiento permitirá a los científicos conocer las direcciones de los flujos de agua subterráneos que pasan por los manglares y desembocan en los sistemas de coral del Mar Caribe de México.

Para Schmittner, haber encontrado dicha conexión “es un logro brillante” para la espeleología; sin embargo, este no es el fin de la exploración ya que alrededor de Sac Actun existen otros sistemas de cuevas que podrían conectarse y extenderse hasta los 1.000 kilómetros.

Fotograma extraído de un vídeo cedido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que muestra la exploración subacuática de la cueva Sac Atun en Tulum, Quintana Roo (México). Foto: EFE/INAH

Fotograma extraído de un vídeo cedido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que muestra la exploración subacuática de la cueva Sac Atun en Tulum, Quintana Roo (México). Foto: EFE/INAH

“Y estamos iniciando con los estudios hidrogeológicos“, señaló De Anda en relación a los trabajos científicos, que contribuirán a generar información sobre el cambio climático.

Importante zona arqueológica

La exploración de los sistemas de cuevas inundadas en Quintana Roo ha permitido hallar “restos de fauna endémica y osamentas de personas que vivieron antes de la Edad del Hielo y de los primeros pobladores de América”, por lo cual es considerada una de las zonas arqueológicas más importantes del país.

El director del GAM señaló que buscarán “hacer propuestas de políticas públicas” para que el Gobierno municipal de Tulum y el estatal puedan tener una participación más directa en la conservación de la zona.

“Creo que debe regularse el control del desarrollo urbano, sobre todo la construcción de hoteles que pueda propiciar la destrucción de selva, y que exista mayor control de desechos sólidos humanos”, ahondó.

La siguiente fase del proyecto comprende el análisis de la calidad del agua del Sistema Sac Actun, así como el estudio de la biodiversidad que depende directamente del acuífero.

Los científicos y exploradores del GAM esperan que los ciudadanos y las autoridades generen una mayor conciencia para el manejo de las aguas negras y la basura de la región.

Y es que antes de realizar su gran descubrimiento, Schmittner contrajo una infección en la garganta por residuos fecales al estar explorando uno de los cenotes de Tulum, que son una ventana al pasado por los sacrificios humanos que ahí realizaban los antiguos mayas.

Schmittner y sus compañeros del GAM dedicaron la conexión subacuática al explorador Bil Phillips, excartógrafo subacuático del proyecto fallecido dos meses antes de que sus amigos confirmaran la existencia del sistema de cuevas inundadas más grande del mundo.

Actualmente el sitio de Sac Actun no está protegido y en él se desarrollan actividades de turismo ecológico, especialmente de submarinismo en alrededor de 200 cenotes, lo que hace aun mayor el reto de conservación para los exploradores y científicos del GAM.


Dejar una respuesta

dos × dos =