«Los trabajadores de Opel siempre hemos cumplido»

COMPARTIR

Los trabajadores de PSA-Opel de Figueruelas se concentraron ayer a las puertas de la planta en defensa de un convenio «justo», una protesta en la que quisieron dejar claro que son «una plantilla que siempre ha cumplido». La concentración, convocada mediante las redes sociales, quería demostrar al comité y a la empresa que están «unidos» por un acuerdo justo, antes de que los representantes sindicales y la dirección volvieran a reunirse para tratar de alcanzar un acuerdo de convenio antes de que hoy expire el plazo límite marcado, aunque finalmente este no se produjo. Los representantes sindicales solicitaron una ampliación de dicho plazo, pero éste fue denegado por la empresa. En las asambleas con los afiliados convocadas ayer para informar de los «acercamientos» logrados el viernes (donde se reunieron los sindicatos UGT, CCOO, OSTA, CGT Y Acumagne) quedó de manifiesto que estos avances «no son suficientes». Ayer, los trabajadores volvieron a decirlo antes de que se iniciara un nuevo encuentro.

En declaraciones a Efe, uno de los trabajadores concentrados criticó que la dirección «no haya dado un paso hacia delante» cuando les están quitando «sueldo y tiempos de pausa» en una empresa a la que, cuando entró, le dijeron que era «de futuro y fuerte de Aragón». Un compañero reclamó sus derechos y que los jóvenes, los mayores y la gente que entre en la empresa «se quede con su salario digno, trabajar en condiciones y no precariamente», por lo que afirmó que se concentraba «para intentar que no se salgan con la suya». Otro trabajador reclamó «una reacción positiva» de la empresa hacia los empleados, y quiso mostrar su apoyo al comité, mientras que otro mostró su deseo de que «llegue el mejor acuerdo para la plantilla: gente joven, mediana edad y mayores».

El convenio colectivo, sobre el que se negociaba el fin de semana y cuyo plazo para cerrar un acuerdo termina hoy, caducó en 2017 y es el primero al que se enfrenta la marca tras su compra por parte del Grupo PSA. Aunque las negociaciones ya se iniciaron en el mes de octubre, las posturas entre ambas partes siguen distanciadas y mantienen en vilo a los empleados de la fábrica, pues del convenio no sólo dependen sus puestos de trabajo y sus condiciones laborales, sino que en torno al 23% del PIB de Aragón está ligado al funcionamiento de la factoría de Figueruelas.


Dejar una respuesta

13 + 19 =