Los exconsellers Jané, Munté y Ruiz dejaron el Govern por su oposición al 1-O

COMPARTIR

Los exconsellers de la Generalitat Jordi Jané, Neus Munté y Meritxell Ruiz aseguraron este martes en su declaración como testigos ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga el `procés´ independentista, que dejaron el Gobierno catalán por su oposición a la convocatoria de un referéndum no pactado con el Estado que podría tener “consecuencias” jurídicas.

Los tres estaban citados para aclarar cuáles eran los planes del Ejecutivo catalán hasta el momento de su renuncia. Con matices, todos admitieron que la deriva del Govern indicaba que se podría acabar imponiendo la vía unilateral, lo que implicaría incurrir en una previsible ilegalidad con consecuencias judiciales.

El exconseller de Interior de la Generalitat Jordi Jané declaró durante una hora ante el magistrado y se marchó a bordo de un taxi sin hacer declaraciones. Según el abogado de la acusación popular ejercida por Vox, Javier Ortega, lo más importante de la declaración de este martes es que los tres han reconocido que su salida del Govern se debió a que no compartían la estrategia ante la convocatoria del referéndum del 1 de octubre.

Jané manifestó expresamente que decidió renunciar al comprobar que el Ejecutivo presidido por Puigdemont había optado por la vía unilateral para llegar a la independencia. También reconoció que el cese del también conseller Jordi Baiget, el 4 de julio, pesó en su ánimo a la hora de pronunciarse.

Puigdemont destituyó a Baiget, conseller de Empresa y Conocimiento, después de que éste alertara de que la “fuerza” del Estado impediría probablemente que se pudiera celebrar el referéndum salvo que se hiciera de manera ilegal, en un planteamiento que él no compartía. Las renuncias de varios consejeros más que avalaban estas reticencias llegaron pocos días después.

Jané reconoció, además, que en su calidad de conseller de Interior daba órdenes de carácter operativo y no político a los Mossos d’Esquadra, cuerpo al que dejó autonomía de actuación. Esta declaración contradice la de su sucesor, Joaquim Forn, que está en prisión preventiva como investigado en esta causa y que dijo al juez que nunca intervino en las decisiones operativas del cuerpo policial.

Los tres han alegado también razones personales que les animaron a la presentación de su dimisión, como el cuidado de hijos pequeños o de un padre enfermo.

Neus Munté dijo al juez Llarena que no compartía el “escenario de desobediencia” que se cernía sobre la convocatoria del referéndum, mientras que Meritxell Ruiz aseguró que dimitió cuando supo “que se había fijado fecha y pregunta del referéndum”.

La declaración de los tres es importante para determinar si el Gobierno dirigido por Carles Puigdemont actuó en todo momento de acuerdo con una hoja de ruta predeterminada tiempo antes incluso de la suspensión por el Tribunal Constitucional del referéndum y orientada a la consecución de la independencia por la vía unilateral.

Todos han comparecido como testigos y, por tanto, tienen obligación de decir la verdad de los hechos por los que se les pregunte y así se lo advirtió el juez Llarena al inicio de su comparecencia. Han sido los primeros testigos en declarar, pero a lo largo del miércoles y el jueves también tomará declaración el juez al exconseller Jordi Baiget, el exdirector de los Mossos d’Esquadra Albert Batlle y el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que fue responsable del operativo policial que operó durante el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre.

Las declaraciones se producen el día previsto para la celebración del Pleno de investidura en el Parlament, cuyo presidente, Roger Torrent, anunció el aplazamiento del Pleno hasta que pueda realizarse “con garantías y sin injerencias” del Estado y hasta que el Tribunal Constitucional resuelva las alegaciones que el Parlament ha presentado para defender la inmunidad de Puigdemont.

Para este miércoles están previstas las comparecencias del exconseller Jordi Baiget y el exdirector de los Mossos d’Esquadra Alber Batlle, quien dimitió de su cargo. Al día siguiente el instructor tomará declaración al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

En el procedimiento del Supremo se investiga a 28 cargos independentistas, entre ellos el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el resto de exconsellers de este gabinete, por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.


Dejar una respuesta

dieciseis − 1 =