El Constitucional anula el acuerdo de la Mesa que sirvió para tramitar la ley del 1-O

COMPARTIR

El Tribunal Constitucional (TC) ha estimado un recurso de amparo presentado por el PSC contra un acuerdo de la Mesa del Parlament de la pasada legislatura catalana y declara que este organismo vulneró su derecho a ejercer las funciones representativas que le reconocen las leyes.

Así lo considera el TC en una sentencia fechada el pasado 5 de febrero en la que acuerda además “restablecer a los recurrentes en su derecho” y “declarar la nulidad del acuerdo de la Mesa del Parlamento de Cataluña de 6 de septiembre de 2017, que dispuso la inadmisión de la solicitud de dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias, que aquellos le habían interesado” respecto de la proposición de la Ley del Referéndum de Autodeterminación.

El Tribunal Constitucional ya se había pronunciado anteriormente sobre la tramitación de estas leyes y así el pasado 20 de septiembre el pleno del TC anuló los acuerdos del Parlament del 6 y 7 de septiembre en virtud de los cuales se pudo tramitar la aprobación de la Ley de Referéndum y la Ley de Transitoriedad Jurídica.

En esos días, la Mesa del Parlament acordó la admisión a trámite de dos proposiciones de ley a propuesta de los grupos parlamentarios JxS y CUP-CC y sometió a votación del pleno del Parlament la alteración del orden del día y la propuesta de supresión de trámites parlamentarios para su debate y aprobación.

El 6 de septiembre, además, la Mesa rechazó las solicitudes de reconsideración formuladas por los grupos de la minoría parlamentaria (C’s, PSC y PPC), “pese a las expresas advertencias que les fueron formuladas previamente, por escrito, por el Secretario General del Parlamento y el Letrado mayor”, indicaba la resolución del TC.

En su nueva sentencia, el Constitucional recuerda que ya declaró la inconstitucionalidad y la nulidad de la Ley del Referéndum de autodeterminación, en cuya tramitación se dictaron los acuerdos impugnados por el PSC en amparo. Añade que los “vicios procedimentales” en que incurrió el Parlament al aprobar la Ley del Referéndum de autodeterminación “tiene una conexión directa con el presente recurso de amparo” pues “la preservación del pluralismo político en el curso de los procedimientos legislativos es inseparable del respeto a la posición y derechos de las minorías”.

En este sentido, el TC se remite a su sentencia anterior de anulación de esa ley, en la que ya declaraba que “la solicitud de dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias es, para los grupos y diputados legitimados por la Ley al efecto, una garantía del propio Estatuto de Autonomía” y que dicha posibilidad “no puede ser suprimida por la Cámara sin merma de la integridad del propio procedimiento legislativo”.

Recuerda en este sentido el TC al Parlament “el necesario respeto de las minorías, sin el cual el principio de mayoría para la adopción final de las decisiones, igualmente irrenunciable, pondría en riesgo su legitimidad”.

“La democracia parlamentaria -advierte el TC- no se agota, ciertamente, en formas y procedimientos, pero el respeto a unas y otros está entre sus presupuestos inexcusables”.

Tras conocerse la sentencia del TC, la portavoz del PSC, Eva Granados, ha escrito en su cuenta de Twitter que “hace demasiado tiempo que los independentistas menosprecian a más de la mitad de Cataluña”.

“Los días 6 y 7 de septiembre en el Parlament se vulneraron los derechos de los que pensamos diferente. Quizás tomemos nota para las próximas semanas y hagamos política desde el respeto a las ideas y leyes. Por el bien de todo el mundo”, añade la diputada socialista.