Socios de Mediapro quieren una radio y el 'Ara' para cambiar el mapa mediático catalán

COMPARTIR

Socios de Mediapro, entre ellos Jaume Roures, están negociando comprar una de las emisoras del Grupo Flaix para crear un nuevo grupo de comunicación que altere el mapa mediático catalán, según explican fuentes del sector que conocen las conversaciones. La intención también pasaría por adquirir el diario ‘Ara’, aunque la clave de la operación es hacerse antes con una radio.

Portavoces de Mediapro han asegurado que no están comprando ninguna radio ni ningún diario y ha desmentido cualquier tipo de negociación. Sin embargo, la iniciativa no está siendo vehiculada a través Mediapro sino por los socios de la compañía, como Roures o Tatxo Benet. En su momento, ya impulsaron la creación del diario ‘Público’, también como socios particulares. El proyecto no acabó bien: perdieron 80 millones.

Jaume Roures. (Enrique Villarino)

Ahora se vuelve a empezar. La ventana de oportunidad se ha abierto en Grupo Flaix, que explota dos emisoras de radio: RadioFlaixbac —una emisora de música de últimos éxitos— y FlaixFM —centrada en música ‘dance’—. Ambas tienen cobertura en toda Cataluña, lo que las hace perfectas para iniciar un nuevo proyecto mediático.

La oferta es por solo una de las emisoras. Los socios de Mediapro están interesados en una sola de las frecuencias. Ofrecen por ella algo más de ocho millones de euros, ya que Grupo Flaix es una empresa saneada. Quien tiene la oferta sobre la mesa es el propietario del grupo, Carles Cuní, hermano del famoso periodista catalán Josep Cuní. De los dos hermanos, Josep se quedó la fama, pero Carles siempre fue el hombre de los negocios. Ambas emisoras son muy rentables. Según el EGM, FlaixFM cuenta con 267.000 oyentes diarios y es una máquina de hacer dinero, ya que se hace con un personal mínimo y a muy bajos costes. Radio Flaix fue fundada por Carles Cuní junto con el periodista Miquel Calzada, más conocido como Mikimoto en Cataluña. Pero este último se desvinculó del proyecto en 2016, cuando optó por presentarse como senador por la lista de CDC.

Carles Cuní se lo está pensando. La oferta resulta tentadora porque no incluye todo el grupo. Solo es una de las emisoras. La intención de los compradores es convertirla en una emisora de información en catalán de referencia. Radio comercial en catalán, muy centrada en los informativos y de sesgo independentista. El mismo modelo, en esencia, que RAC-1 —del grupo Godó— y Catalunya Ràdio, la dos emisoras líderes en Cataluña. Roures y sus socios llevan tiempo defendiendo el derecho a decidir y aprovechando la situación política catalana. Mediapro convirtió su sede en el centro de prensa de la Generalitat el 1-O. Mediapro también produjo un reportaje sobre la consulta de octubre que posteriormente emitió TV3.

Planes de futuro

Para que ese plan de futuro sea posible, hay que pedir al Consell del Audiovisual de Catalunya (CAC) un cambio de la autorización de emisión para que la emisora pase de ser una radio musical a una de carácter generalista. En principio, en el CAC, un organismo independiente pero donde los consejeros próximos al soberanismo son mayoría, no supondría mayor problema.

La nueva radio también apostaría por fichar presentadores de la competencia. Ya sea algunos de Catalunya Ràdio, como es el caso de Mònica Terribas —Jaume Roures participa de manera periódica en su tertulia—, o del grueso de los de RAC-1, como es el caso de Jordi Basté, Toni Clapés o Jofre Llompart, entre otros, según apuntan fuentes de los medios de comunicación cercanos a los promotores del proyecto.

El papel del ‘Ara’

El papel del diario ‘Ara’ en la operación es más marginal. La oferta por el rotativo también está sobre la mesa. Pero la cantidad que se ofrece es mucho menor. En esencia, sería como un complemento. La cabecera de los Rodés ha perdido desde su fundación casi 12 millones de euros. Los Rodés serían más partidarios de vender, pero no así el resto de los socios, los cuales prefieren que Roures y los suyos entren en la nueva ampliación de capital que el grupo tiene en marcha. Pero solo con el paquete de los Rodés, los nuevos promotores ya se harían con la mayoría.

El diario ‘Ara’ también ha resultado un medio punta de lanza entre el ecosistema comunicativo soberanista de Cataluña. Además, cuenta con profesionales como Antoni Bassas, director de contenidos audiovisuales del medio, otro reputado profesional de la radio en Cataluña.

La idea base es que la radio retroalimente al diario y viceversa. El diario ‘Ara’ vende algo más de 13.000 ejemplares. Los promotores del proyecto consideran que esas cifras podrían incrementarse de manera importante si se trabajase en grupo con una radio.