El Gobierno tranquiliza a los barones del PP: no habrá quita de deuda autonómica

COMPARTIR

El Gobierno ha dado carpetazo al debate sobre la quita de deuda a comunidades autónomas en el nuevo sistema de financiación. Así lo garantizó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el almuerzo de trabajo que este lunes mantuvo Mariano Rajoy junto a los miembros de la cúpula del partido y los barones territoriales en la sede de la formación en la calle Génova de Madrid, asegurando que no se condonará la deuda a aquellas regiones incumplidoras. Los presidentes de Galicia y Castilla y León, Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera respectivamente, reconocieron a la salida en que estaban “muy tranquilos” tras el encuentro, que se prolongó durante más de tres horas. Feijóo no dudó en afirmar que “no sería razonable” y habría “muchas dificultades” para explicar a los ciudadanos por qué a unas regiones sí se les perdona la deuda mientras que otras “se ajustan” para cumplir.

El coordinador general de la formación, Fernando Martínez-Maillo, insistió en que “no se contempla” esa condonación, porque las deudas “hay que pagarlas” y afirmó que la mejora de la financiación propuesta por el Gobierno supone “mejorar el conjunto de las administraciones públicas” y sus servicios (educación, sanidad…) pero, en ningún caso, habrá quitas. “El ministro lo ha dejado muy claro. Nunca habló de eso, solo de mejorar la financiación del conjunto de los españoles”. Maillo aseguró también que no está encima de la mesa ningún otro tipo de compensación para aquellas comunidades autónomas que así lo reclaman. “Al menos ninguno de los dirigentes del PP que hoy estaban lo han manifestado”.

Fuentes populares aseguraron que en el almuerzo se acordó también que el PP lance en breve tres documentos con propuestas: uno de financiación autonómica, otro sobre el agua y un tercero sobre demografía. “El Partido Popular lo que hace es aportar soluciones y hacer propuestas y eso es lo que vamos a hacer”, zanjó Maillo. Entre los principales temas de la reunión estuvo Cataluña, sobre lo que el Gobierno considera esencial que el presidente del Parlament, Roger Torrent, abra una ronda de contactos “cuanto antes” para terminar con la situación “escandalosa” que se vive en estos momentos en la comunidad autónoma.

 El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo. (EFE)

El PP insiste en que no se puede consentir el bloqueo en la situación, afirman que los plazos tienen que empezar a correr cuanto antes y, en este punto, la pelota vuelve a estar en el tejado de Inés Arrimadas según explicó Maillo, “que es quien ha ganado las elecciones” y, por eso, se reafirman en que “debe moverse, dejar de ser una estatua de sal y dejar la alergia a aceptar retos”.

También hubo tiempo en el almuerzo de trabajo para abordar los Presupuestos Generales, en estos momentos paralizados, sobre los que el presidente del Gobierno y del PP -en palabras de Maillo- se refirió para insistir en “no hay razones para no aprobar lo que se aprobó en 2017”, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de las partidas son plurianuales. Maillo no dudó en apelar a la responsabilidad de los partidos en los que el Ejecutivo se apoyó para sacar adelante las cuentas del ejercicio pasado, fundamentalmente Ciudadanos y PNV, y afirmó que en caso de que en el mes de junio (límite para su tramitación parlamentaria) no estén listos, “habrá que señalar a los culpables” y “tomar decisiones” en referencia a aquellos mecanismos que el Gobierno tiene a mano para poner en marcha algunas de las medidas sin tener que aprobar los PGE como tal. “No es lo aconsejable y esperamos no tener que llegar a esta situación”, zanjó.

El jefe del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy (c), tras la foto de familia. (EFE)

No abordan el crecimiento de Ciudadanos

En el plano estrictamente político la reunión se celebró con Ciudadanos como telón de fondo, máxime tras las últimas encuestas publicadas en las que muchas situaban a la formación de Rivera a la cabeza. Un escenario que, sin embargo, el PP opta por no contemplar todavía. Según manifestó el coordinador general popular “nadie habló de eso y a las encuestas no se dedicó ni un segundo, ni un solo minuto”. En el partido del Gobierno afirman que la única encuesta que vale al final es la del día de las elecciones y está demostrado, aseguró Maillo, que muchas veces “no coincide con las encuestas que han salido antes”.

Eso sí, el coordinador no cesó en las pullas hacia el principal rival político del PP, “algunos viven de encuestas, lo nuestro es gobernar”, aseguró, para reprochar también a los centristas la falta de iniciativa política en Cataluña pese a ser el ganador de los comicios, el bloqueo de los presupuestos o la falta de postura en otros asuntos como la financiación. “Entendemos que en esto también se abstendrá”, dijo con sorna.

Fuentes populares insisten en que el almuerzo de trabajo se celebró fundamentalmente en el marco del futuro, de los españoles y del PP, “para hablar del conjunto de los ciudadanos” gracias a una reunión en la que estuvieron representadas todas las comunidades, “lo podemos hacer porque somos un partido de gobierno con presencia y liderazgo en cada esquina de nuestro país” a diferencia de otros. Otro recado para Ciudadanos.