10.000 conductores al año con multas mal notificadas podrán recuperar sus puntos del carné

COMPARTIR

Cerca de 10.000 conductores, según los cálculos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) podrán recuperar puntos perdidos gracias a una sentencia sin precedentes hasta ahora que afecta a los automovilistas a los que su ayuntamiento o la DGT les hayan quitado puntos del carné por multas mal tramitadas. La sentencia, dictada por el juzgado del lo Contencioso-administrativo nº21 de Madrid, condena a la DGT a devolver los puntos detraídos a un automovilista al que Hacienda había anulado previamente una multa por estar mal notificada y obliga al organismo público a pagar las costas judiciales.

El procedimiento se inició después de que el conductor recibiera una multa con recargo de 240 euros por una infracción de la que el conductor no estaba enterado porque nunca llegó a su domicilio. El hombre recurrió, pero la Agencia Tributaria de Madrid (AEAT) denegó el recurso con el argumento de que, la sanción había sido notificada a través del Tablón de Sanciones de Tráfico (Testra). Según le constaba, se le había intentado comunicar por correo, pero la carta fue devuelta por Correos con la indicación de “ausente en horas de reparto”. El afectado volvió a reclamar ante el Tribunal económico administrativo Regional de Madrid, que le dio la razón y que consideró que no estaba justificada la notificación en el tablón edictal porque la carta con la multa por correo se remitió a un domicilio que no era el que el interesado había comunicado. Al conductor se le devolvió el dinero, pero la jefatura provincial de Tráfico de Madrid se negó a devolverle los puntos con el argumento de que “la anulación de una multa por parte de Hacienda no puede significar dejar sin efecto las que corresponden a la sanción por no tener facultades revisoras de la competencia sancionadora en materia de Tráfico”.

Así pues, el conductor se encontró con que le habían devuelto el dinero de la multa, pero la DGT se negaba a reintegrarle los tres puntos que le restaron. La sentencia emitida obliga a reintegrar los puntos al conductor. El juez entiende que “la sanción no había adquirido firmeza y no debió anotarse en el Registro de Conductores e Infractores, ni tampoco la detracción de puntos”.

Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo, “la sentencia supone un importantísimo precedente jurídico porque supone desmontar el argumento perverso que desde hace una década utiliza la DGT para no devolver los puntos de multas mal tramitadas y considerar que un mismo hecho, como es que una multa no esté bien notificada, exista para Hacienda, y por ese motivo se anule la parte económica de la sanción, pero no exista para Tráfico y la detracción de puntos quede anotada”.

Arnaldo también cree que por el hecho de no devolver los puntos de multas mal notificadas, se estaría generando un perjuicio a los automovilistas porque se crearía un saldo irreal, lo que “causa un daño irreparable a miles de conductores al privarles injustamente de su derecho a conducir al declararles la pérdida de vigencia de su permiso de conducir por haber agotado su saldo de puntos o incluso imputarles delitos de seguridad vial”.

AEA también ha criticado el abuso del tablón edictal para notificar multas, cuando es algo excepcional. Además, una de cada tres multas está mal notificada.