Hirscher oro en la combinada en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang

COMPARTIR

El austríaco Marcel Hirscher, seis veces ganador de la general de la Copa del Mundo, consiguió este martes en el centro alpino de Jeongseon (Corea del Sur) el único título que le faltaba: el de campeón olímpico.

En los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018 hizo realidad un viejo “sueño”. El oro más deseado ya luce en su cuello tras una memorable actuación en la prueba combinada.

Fue ambicioso en el descenso, una disciplina a la que habitualmente renuncia en la Copa del Mundo, y se lanzó de manera definitiva a por la victoria en el eslalon. Fue suya, con un margen de 23 centésimas sobre el francés Alexis Pinturault. El también galo Victor Muffat-Jeandet fue tercero, a 1.02 segundos de Hirscher.

Ninguno de los dos pudo erigirse esta vez en su verdugo.

Sí lo fue su compatriota Mario Matt hace cuatro años en el eslalon disputado en Sochi (Rusia). Entonces, Hirscher fue segundo. Se quedó a 28 centésimas del éxito. Del eslalon gigante se marchó sin premio. Fue cuarto.

A las puertas del podio se quedó en Vancouver 2010. En su estreno olímpico fue cuarto en el eslalon gigante y quinto en el eslalon.

En PyeongChang cambió su suerte. Campeón del mundo de la combinada en la cita de Vail/Beaver Creek (Estados Unidos) de 2015, Marcel Hirscher posee desde este martes también el título olímpico.

Los noruegos Kjetil Andre Aamodt y Lasse Kjus y los estadounidenses Bode Miller y Ted Ligety son los únicos esquiadores de la historia que lograron rubricar ese prestigioso doblete dorado, mundialista y olímpico, en la combinada.

Ése era un objetivo especialmente anhelado por el austríaco. Ganador en seis ocasiones de la general de la Copa del Mundo, puede presumir igualmente de cuatro oros mundialistas en categoría individual, a los que suma dos más por equipos.

Por eso celebró de manera especial este título.

Él y toda Austria, una nación de legendarios campeones como Toni Sailer, Franz Klammer o Hermann Maier.

“Todo el mundo esperaba que yo ganase la medalla de oro. En mi país el esquí es algo muy grande y todos me decían: ‘tu carrera está siendo muy buena, pero te falta el oro olímpico’”, explicó Hirscher.

El esquiador austríaco más ilustre del momento -y uno de los más grandes de la historia del deporte invernal- concedió a su país su primer oro en la prueba combinada de esquí alpino en veinte años.

Desde el 13 de febrero de 1998, cuando ganó Mario Raiter en Nagano (Japón), Austria no festejaba oro alguno en esta categoría.

Hasta la certera aparición de Hirscher en Corea del Sur. “Yo estoy aquí por una misión”, remarcó a su llegada a PyeongChang.

Este martes su “sueño” se hizo “realidad”.

En el circuito de la Copa del Mundo contabiliza 55 triunfos y seis Globos de Cristal que le distinguen como séxtuple campeón de la clasificación general. Alexis Pinturault, por su parte, mejoró en PyeongChang el bronce que consiguió en el eslalon gigante de los Juegos de Sochi 2014.

Victor Muffat-Jeandet, en cambio, es primerizo en el podio de unos Juegos Olímpicos tras un eslalon fabuloso, en el que fue segundo tras el maestro Hirscher. De la vigésima novena plaza del descenso progresó hasta el tercer cajón del podio para satisfacción del equipo francés de esquí alpino.

– Clasificación de la prueba combinada:

.1. Marcel Hirscher (AUT) 2:06.52 (1:20.56 y 45.96)

.2. Alexis Pinturault (FRA) a 0.23

.3. Victor Muffat-Jeandet (FRA) a 1.02

.4. Marco Schwarz (AUT) a 1.35

.5. Ted Ligety (USA) a 1.45

.6. Thomas Mermillod Blondin (FRA) a 1.50

.7. Kjetil Jansrud (NOR) a 2.15

.8. Stefan Hadalin (SLO) a 2.42.