JxCAT y ERC niegan la ruptura entre duros reproches: “Habrá gobierno”

COMPARTIR

Es un hecho. Las negociaciones de Junts Per Catalunya y ERC para investir a Carles Puigdemont se han enfriado. Los continuos reproches públicos entre los dos partidos evidencian que no existe una estrategia unitaria para echar a andar una legislatura que no termina de arrancar. Ante las voces que apuntan a que el partido de Puigdemont podría dar por rotas sus relaciones con ERC ante la negativa de Roger Torrent a reformar la Ley de Presidencia, el diputado de JxCAT y vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, descarta este extremo. “No hemos dejado de asistir a ningún encuentro y no nos hemos levantado nunca de la mesa. Ni lo haremos”, ha asegurado en una entrevista en TV3.

Costa ha reconocido que “no queremos elecciones” y que, por tanto, el objetivo es llegar cuanto antes a un acuerdo para investir a Puidemont. “Hemos acordado el debate de investidura y hay un plan para iniciar la legislatura, hay acuerdos que se están cumpliendo y otros que están pendientes de resolver,”, ha añadido, para dejar muy claro que JxCAT apuesta por “la unidad de acción” porque “no tenemos otra alternativa”.

Sin embargo, las relaciones entre ambos partidos no son del todo cordiales. Acerca de la negativa de ERC de reformar la Ley de Presidencia para investir a Puigdemont desde Bruselas, Costa ha remarcado que en la reunión de la Mesa del Parlament de este martes “no se nos dijo que hubiera ningún problema técnico para reformarla” y que, simplemente, se les comentó que esta cuestión no se iba a abordar por el momento. “Y es algo que no compartimos en absoluto”, ha señalado el diputado de JxCAT, que descarta que Roger Torrent vaya “por libre” sino que “lo debe consultar todo con su partido”.

Críticas a Torrent y Sabrià (ERC)

Costa ha elevado la tensión con ERC al referirse a la decisión de Roger Torrent de pedir amparo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo, para hacer posible la investidura. “Lo de ir a Estrasburgo no estaba en el orden del día (de la reunión de la Mesa). No se habló nunca de eso. Nadie nos dijo que pedirían medidas cautelares”, ha criticado el vicepresidente de la cámara catalana, que ha desvelado que desde hace semanas JxCAT tiene un “equipo de juristas” que está trabajando en cómo poder hacer efectiva la investidura de Puigdemont “estudiando todas las vías en el ámbito de la justicia española e internacional”. “No queremos hacer el ridículo y presentar propuestas que no estén bien trabajadas”, ha advertido Costa, que ve complicado que prosperen las medidas cautelares que quiere Torrent.

En este sentido, ha querido encuadrar en el error el anuncio de Torrent, ya que, según ha declarado, “no se pueden anunciar cosas en las que se está trabajando de manera discreta. No es pertinente hacerlo”. De hecho, ha pedido “ser rigurosos y discretos” y evitar “dar golpes de efecto mediático” que pongan en peligro la unidad del independentismo. Pero Josep Costa ha ido a más, ya que se ha quejado en concreto de la actitud del portavoz de ERC, Sergi Sabrià, que ayer en una comparecencia pública criticó las continuas quejas de JxCAT a cuestiones que parten de ideas de este partido. “Sabrià tiene la necesidad de exponer cosas a la prensa y hacer un relato público de todo“, ha afirmado. Aún así, y para rebajar la tensión en este punto, Costa ha remarcado que no tiene “ningún motivo” para dudar de que ERC no quiera que Puigdemont sea investido. “El gesto de Torrent es mantener públicamente Puigdemont como candidato”, ha dicho.

Sobre la eterna pregunta de cómo se investirá a Puigdemont, Costa ha asegurado que debe hacerse en el Parlament, aunque si esto no es posible “no descartamos ninguna otra opción”. Eso sí, siempre con Puigdemont de candidato porque es el único diputado que cuenta con mayoría de apoyos en la Cámara para ser investido.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià. (Efe)

Los republicanos también lo niegan

Pero no solo Costa ha negado la ruptura de relaciones. También varios diputados de ERC y del PDeCAT en el Congreso de los Diputados antes de la sesión de control al Gobierno. Especialmente crítico con la actitud de ERC y JxCAT ha sido el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que ha alertado que sus votantes “no se merecen una pelea en público” y que es necesario que se pongan de acuerdo para formar gobierno cuanto antes. No hacerlo, ha dicho, sería un “fracaso”. “La responsabilidad de ambos es que las cosas funcionen de manera correcta”, ha añadido.

En la línea de la negación se ha situado también el diputado de ERC Gabriel Rufián. “Si me dieran un euro cada vez me preguntan esto, sería rico”. Y Joan Tardà, que ha sido el más tajante: “Habrá gobierno”.