Juzgan a un cazador que tenía 55 perros en 30 metros cuadrados en la denominada “finca de los horrores”

COMPARTIR

EUROPA PRESS

  • Estaban en “muy malas condiciones” en pequeñas jaulas de seis en seis, la mitad de ellos carecían de microchip y no tenía permiso de núcleo zoológico.
  • Dos perros estaban muertos y en avanzado estado de descomposición.
  • BLOG: “Soy cazador y amo a mi perro”.

Perro maltratado

El Juzgado número 3 de lo Penal de Móstoles acoge este miércoles el juicio contra Roberto R.G., un cazador acusado de tener a 55 perros de caza hacinados en un recinto de apenas 30 metros cuadrados en su finca, situada en el municipio madrileño de Villa del Prado.

Este cazador, detenido por la Guardia Civil de Villa del Prado el 25 de agosto de 2014, se enfrenta a un presunto delito de maltrato animal, después de que el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Benemérita (Seprona) descubriera a estos animales en “muy malas condiciones”, distribuidos en pequeñas jaulas de seis en seis. Además, también localizaron el cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición de otros dos perros.

Roberto R.G. era el supuesto responsable de estos 55 perros, la mitad sin microchip, que “malvivían hacinados en un recinto de apenas 30 metros cuadrados, en grupos de hasta siete perros, en hediondos cheniles de 2 x 1 metros”.

La Federación de Asociación Protectoras de Animales de la Comunidad de Madrid (FAPAM) detalló que las instalaciones de Villa del Prado carecían de núcleo zoológico, los perros estaban atados y que incluso algunos de ellos estaban sin ningún tipo de protección del sol ni de la lluvia.

Además, señalaron que las bolas de pienso se mezclaban con las heces y orines de los perros, así como que el agua estaba verde al llevar días estancada. “Los animales presentaban diversas heridas sin recibir atención veterinaria. El caso más grave es el de un macho con heridas en los testículos llenas de gusanos”, explicaron.

Veinte necesitaron atención veterinaria urgente

Minutos antes del comienzo de la vista, la protectora El Refugio, personada como acusación particular, desplegó una gran pancarta y realizará una acción reivindicativa contra este caso, en una finca que califican como “la de los horrores”. La asociación sin ánimo de lucro está inmersa en cerca de 100 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas del territorio nacional.

“La podredumbre más absoluta ha sido el entorno permanente en la vida de estos animales. Casi una veintena de ellos tuvieron que ser trasladados con carácter de urgencia para proceder a su hospitalización, debido a su crítico estado de salud. A varios de ellos le habían cortado las orejas a cuchillo, y también fueron encontrados en el recinto varios cadáveres de perros, alguno en avanzado estado de putrefacción”, concluye la asociación animailista en un comunicado.